Seguimos trabajando!

Hemos llegado al final del trabajo pero, como todo final, no marca sino un nuevo principio: las ganas de aplicar todo lo que se ha vivido y aprendido en estos meses del año 2017, en nuestros espacios de militancia.

El siguiente paso es mostrar el trabajo realizado en las entidades que hemos estado representadas por las personas que han asistido a la formación y poder multiplicar así la experiencia para generar Espacios Libres de Violencias Machistas, conscientes y en transformación continua.

Muchas gracias al CSA Playa Gata que nos ha acogido durante este tiempo.

Nos juntamos de nuevo

Después del trabajo desagregado toca juntarse y ver cuál ha sido el análisis que hemos hecho hombres y mujeres de una misma cuestión.

Cómo era de esperar, la vivencia de hombres y mujeres en torno a la violencia de género, no eran la misma y las estrategias para expresarlo tampoco. Sin embargo, este trabajo no se centraba tanto en diagnosticar las formas de violencia vividas como en generar estrategias para solventarlas.

Por este motivo, en la sesión de reencuentro nos hemos centrado en reconocer nuestro puntos fuertes para poder identificar nuestro poder, experimentar su utilidad y aplicarlo en un entorno amigable como el que hemos conseguido lograr en el grupo.

Comenzamos con el diagnóstico

Seguimos trabajando de forma desagregada pero en esta sesión ya hemos ido aterrizando algunos elementos fundamentales para reconocer cuáles deben ser los trabajos que debemos realizar unos y otras.

En términos generales, hemos realizado un camino desde los aspectos más generales de la cultura patriarcal en diversas áreas como la publicidad, la música, los vídeos, los medios de comunicación… para irnos adentrando poco a poco en las experiencias más personales que ese esquema ha ido generando en cada una, en cada uno. Las experiencias han sido tremendamente diversas,  eso ha sido evidente pero, al mismo tiempo, han desvelado grandes similitudes que nos han permitido reconocer cómo éstas han enraizado en cada persona, haciendo parecer normales y, por lo tanto, invisibilizando, muchas situaciones de violencia que vivimos y reproducimos a diario.

Desde este saber, y de la fuerza que como grupo ya estamos experimentando, volveremos el próximo 2 de diciembre a Playa Gata, a concretar estos trabajos que hemos ido realizando separadamente, para transformarlos en un saber común que permita visibilizar el camino que aún nos queda por recorrer.

 

Espacios no mixtos

Muchas veces pensamos, sobre todo dentro de los movimientos de base, que la división (y más si es por géneros), es perjudicial para el aprendizaje. Fundamentalmente desde esta formación estamos muy de acuerdo con esta premisa. Sin embargo, cuando se organizan espacios de trabajo no mixto tiene un claro objetivo pedagógico: pensemos qué pasaría si en nuestro trabajo tuviésemos que trabajar con nuestra familia y tuviésemos que explicarle a ese primo que tanto se diferencia de mi, cómo organizar las tareas del día, pensemos en lo complicado que se sería para un profesor de física avanzada, explicar nociones básicas de matemáticas, porque en su clase siempre entran personas de Antropología.

Vivir en una sociedad diversa es un gran avance social, significa que estamos permanentemente reconociendo individualidades diferentes y tenemos la posibilidad de nutrirnos unas de otras, sin embargo, cuando queremos profundizar en un contenido, nos debemos juntar grupos de personas que tengamos una experiencia común para poder identificarlo, reconocerlo, investigarlo…

Lamentablemente nuestra sociedad actual ha ido diferenciando enormemente los contenidos que nos proporcionan a chicos y chicas, tanto así, que esa diferenciación se inicia incluso antes de nacer (cuando en la ecografía de los 5 meses le dicen a una futura madre, el sexo de su bebé). Desde entonces, comenzamos a hablarle a esa nueva vida de maneras muy distintas: princesa!, le llamamos si nos enteramos que es niña o Fortachón! si es niño.

Poco a poco, a medida que vamos creciendo, esta diferenciación de contenidos va performando nuestra realidad a tal punto que a muchos les cuesta identificar sus emociones y hablar de ellas y a otras les cuesta identificar el tiempo personal, del tiempo familiar o de pareja. Por lo tanto, para poder reconocer hasta donde nos ha influido esta formación diferenciada en nuestra personalidad actual, hemos diseñado un par de sesiones “no mixtas” o desagregadas que nos permitan profundizar en las experiencias que más nos han marcado.

La primera de las sesiones desagregadas la hemos dirigido a reconocer los elementos comunes que, tanto a chicos como a chicas, nos han ido marcando en nuestra formación psicológica, social y cultural. Desde allí hemos abordado un trabajo biográfico que ha derivado, en algunos casos, en imágenes como la que vemos en la portada de este post.

No te pierdas la siguiente!

Arrancamos!

Bueno, finalmente llegó la fecha y el pasado 21 de octubre comenzamos con esta esperada formación en el CSA Playa Gata. Como estaba previsto, comenzamos a abordar contenidos básicos para poder enmarcar el trabajo que vamos a realizar a lo largo de estos tres meses, partiendo de una mirada común y consensuada.

A nivel metodológico, el trabajo se ha repartido entre lo vivencial y colaborativo para dinámicas de grupo y, para los momentos de valoración y cierre de las actividades, más cognitivo y conceptual. Este abordaje metodológico ha sido previsto de esta forma para poder incorporar las múltiples inteligencias y habilidades que ya traía el grupo y no ceñirnos a una formación estrictamente académica y metal.

Siguiendo el calendario de la formación, tendremos nuestra siguiente sesión el día 4 de noviembre a las 11 de la mañana, en el mismo lugar. Os esperamos!

 

Quién dinamiza el trabajo?

0 Alicia Bustamante Mouriño
Soy Educadora Social y Antropóloga, experta en Género y Desarrollo. La mayor parte de mi trayectoria profesional la he desarrollado en el ámbito de la intervención social y la formación tanto en España como en América Latina. Trabajo e investigo en torno a los procesos comunitarios y la aplicación de herramientas creativas para el aprendizaje colectivo, el empoderamiento y la incidencia política. Actualmente formo parte de la cooperativa Andaira y del grupo inter cooperativo Tangente. Creo firmemente en el potencial transformador de la educación, el arte y los feminismos.

 

David Kaplún Medina IMG_2118
Soy Antropólogo, con formación académica en música y cine documental. Mi carrera profesional la he dirigido hacia el estudio de la educación no formal, la investigación social e IAP en tres líneas fundamentales: Género, Violencia y Diversidad. He desarrollado mi actividad tanto en España como en América Latina y actualmente formo parte de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE) y del grupo de investigación sobre Migraciones, Etnicidad y Desarrollo Social de la Universidad Autónoma de Madrid (IMEDES).

En la feria de entidades de Fuencarral El Pardo

En un espacio distendido, en el madrileño parque de La Vaguada, tuvo lugar la Feria de Entidades del distrito. Participaban entidades de muy diversa índole en medio de conferencias, espacios para juegos (realizados con material reciclado) y, como no, las carpas donde las entidades daban a conocer sus objetivos y mostraban sus resultados.

Una vez más, dentro del trabajo de promoción de la formación, vimos que este espacio podría suponer un lugar ideal para conocer de primera mano la acciones que se están movilizando en el barrio y, al mismo tiempo, mostrar las bondades que ofrece la formación en materia de igualdad y prevención de violencias machistas que hemos ideado.

La mayoría de las entidades se vieron llamadas por la posibilidad de recibir una formación de esta índole de forma gratuita así que, desde aquí, os damos las gracias por la buena acogida.

 

Dónde estoy?

Las violencias machistas no son sólo físicas. Los micromachismos los vivimos diariamente en los medios de comunicación, en la cultura, el lenguaje, la educación, en nuestras casas, y también en nuestras organizaciones y espacios de encuentro, sean fiestas o centros sociales.

Queremos realizar un trabajo colectivo de reflexión, que pueda concretarse en herramientas que permitan diagnosticar, prevenir y solventar las violencias machistas en el día a día de nuestros espacios de participación para que mujeres y hombres podamos disfrutar de ellos de manera libre y sin violencia, generando así transformaciones en nuestro entorno y en la sociedad.

El trabajo se realizaría los sábados, para intentar no quitar más tiempo de los pocos momentos de conciliación que nos quedan entre semana, y comenzaría el próximo 21 de octubre. Anímate!

Si estas interesad@, no dudes en rellenar nuestro cuestionario y te enviaremos más información.

 

Nos hemos pasado por el CSA La Piluka

El pasado domingo 24 de septiembre, hemos estado en el Centro Social La Piluka, que cuenta con una larga historia acogiendo entidades pensadas desde y hacia el bario, priorizando un modelo de gestión colectiva de las necesidades. Por este motivo hemos querido asistir a la asamblea del espacio y comentar el proyecto que proponemos con todo lujo de detalles dejando un espacio para comentarios y aportaciones.

La acogida  ha sido muy positiva teniendo en cuenta, además, que desde hace tiempo se venía visibilizando la necesidad de disponer de un espacio para trabajar y analizar desde un enfoque de género, la gestión de los espacios y colectivos sociales. Por lo tanto, esperamos contar con la presencia de algunas de las personas y colectivos del Centro Social en el taller.

Si quieres saber qué proponemos, paséate por aquí.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑